Fotografía personal
Categoría: <span>Alcalá de Henares</span>

Categoría: Alcalá de Henares

Familia

Pasa el tiempo inexorable, ese al que no echamos cuentas y que vendemos al trabajo y a los diversos avatares de la vida sin pensar que podemos hacer algo mucho mejor con él.

Aquellos a los que amamos y que nos gusta tener cerca se merecen que pongamos el alma en cada segundo que estamos con ellos.

Cómo hoy, cenita en un lugar privilegiado, me he sentido obsequiado con un picoteo, una charla fluida y la mejor compañía que podía desear hoy. ¡ Gracias por estar ahí !

Foto tomada a pulso con Huawei P30 pro..


Vuelta a la anormalidad.

Salimos de la cuarentena, volvemos a la intolerancia.

Volvemos a ser los de antes. Ya no respetamos la opción de ideas de otras personas, nos escandalizamos por condiciones sexuales de seres humanos. Queremos anular al que piensa diferente…¿Hacia dónde vamos?

Fachada barroca de la Universidad de Alcalá de Henares

Adquirimos más conocimientos, no nos molestamos en preguntar ¿ Me vale esa idea, o no? ¿Es verdad, dónde puedo corroborarlo ?

No podemos fiarnos en líderes interesados que ofrecen verdades sesgadas a las conveniencias del momento. Ni unos, ni otros. Todos nos manipulan para mantenernos aborregados o enfrentarnos según les venga bien.

Un saludo.

Pedro Povedano María.

Esto se acaba:

Fotografias de: El Alma en cada disparo.

La cuarentena se acaba. O eso creo. Las calles volverán a estar llenas de gente, pero nos miraremos de manera diferente. Iremos con mascarilla, con guantes y con precaución de no contagiarnos unos a otros, los bares seguirán cerrados, los centros comerciales con aforo limitado, y tendrá que haber una separación de dos metros entre persona y persona. Habrá crisis, muchas personas no tendrán que comer, renunciaremos a libertades, en pro de una falsa seguridad…y no habremos aprendido nada. Las generaciones de humanos pasan, las calles quedan aquí.

Puntuación: 4 de 5.

Homenaje:

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=-BZr74r0rWM[/embedyt]

¡Se puede!

Fotografías por: El Alma en cada disparo.

Atardecer en La Plaza de Cervantes.

En estos momentos de incertidumbre, de bulos, de odios exacerbados, de mentiras y falsas verdades, prometo no divulgar ningún comentario que pretenda coartar la libertad de pensamiento de nadie. Así mismo denunciaré cualquier postura que incite al odio a otro ser humano. Prometo usar la lógica, y poner en cuarentena cualquier noticia, por muy real que parezca, hasta que la pueda contrastar la fuente. Bloquearé cualquier intento de divulgación de noticias falsas, y seré intolerante con los que no son capaces de sopesar otras ideas, diferentes a las suyas, incapaces de respetar a otros humanos. Bloquearé y denunciaré todas las publicaciones que infunden miedo, es su método de control de una sociedad sensible. Si lees esto contéstame, hazme saber que estás ahí tu opinión sí me importa. Juntos podemos parar esto.

Sí se puede.

Detrás de las nubes…

Fotografías por: El Alma En Cada Disparo.

Después de la tormenta, siempre sale el Sol. Aunque el futuro es incierto, siempre que ha llovido a dejado de llover o no hay mal que 100 años dure, No hay mal que por bien no venga… El refranero es rico en sabiduría y nos hace conscientes de que está situación pasará y los que seguimos aquí somos nosotros

#quedateencasa

Hoy toca trabajar.

Fotografia: el alma en cada disparo

Raro, me siento raro yendo a trabajar. No sé si hago bien o mal, pero tengo que ir a trabajar, mis facturas no las van a pagar los políticos y, no me encuentro preparado para dejar el trabajo ya que necesito otra fuente de ingresos. Viendo cómo van las casas, aprovecho para hacer cursos y formarme. Ya tengo titulación del SEPE en marketing digital y el próximo será implementación de páginas e-commerce para comercio electrónico. Podremos entonces mejorar vuestras webs, si las tenéis, o poner en marcha una tienda on line para la venta de vuestros productos.

Perdóname:

Por: El alma en cada disparo.

Ahora, que estamos todos en casa, ahora que podemos realizar una labor importante de introspección , ahora que comprendemos que si paramos los humanos, el mundo sigue a su ritmo. (poco le importa que te muevas con el o desaparezcas), te escribo esta carta de persona a persona.

Ante todo, mi condolencia con todas y cada una de las victimas que ha sesgado a traición el «bicho», o que por su culpa, no han podido velar en tan dramáticas circunstancias.

Tú, que piensas que si muere alguien de hambre en cualquier parte del mundo, tu vida no va a cambiar, que intentas mantener que este mundo no cambie y mantener, lo que tú crees que es tu derecho. El hecho es que esta pandemia demuestra que si alguien sopla en cualquier punto del globo, caerán resfriados diez personas en otro punto del planeta. Todos somos humanos, es hora de cambiar esto.

Perdóname por enseñarte que nadie es más que nadie, por mucho dinero, por mucho poder, por muy inteligente o superior que se crea. Al enseñarte esto te estoy enseñando que todo lo que nos hacen creer es una burda mentira para que, unos pocos, sigan jugando con un mundo que se creen que es suyo. ES NUESTRO.

Perdóname por enseñarte a compartir con otros lo que tienes y ayudar en lo que puedas a todas las personas que te rodean. Te lo he puesto muy difícil. Ayudar no siempre es posible, sobre todo, a quien no quiere ser ayudado. Se que es muy difícil dejar que cada uno siga su camino, aunque sepamos que se está equivocando.

Perdóname por enseñarte tolerancia, no se puede ser tolerante con aquellos que tienen ideas de intolerancia, que no saben aceptar otras ideas y otros puntos de vista. Hay que luchar contra ellos, con todos los medios. No nos damos cuenta que esto lo tenemos que cambiar entre todos, que estamos en el límite en este momento. Esta guerra ya ha comenzado, y te toca ayudar a cambiarlo ya que la intolerancia es el medio que utilizan los poderosos para infundir miedo, y con el miedo nos doblegan.

Perdóname por dejar en tus hombros la responsabilidad de cambiar una raza de humanos divididos en diferentes países, credos, y religiones que lejos de unir a las personas, las separa y las clasifica. SOLO HAY UN GENERO, SOLO HAY UNA RAZA, solo humano con sus virtudes y sus defectos. Con esto quiero decir que, para la mayoría de nosotros es demasiado tarde para cambiar y crear. nos hemos acostumbrado a lidiar el día a día para sobrevivir. No estamos acostumbrados a crear. Las viejas ideas del capitalismo y del comunismo son ideas que, más pronto que tarde, tienden a fagocitarse en si mismas; las religiones tienen un componente adormecedor, al depositar nuestra responsabilidad en algo etéreo que, si bien adormece nuestra conciencia, no nos mejora como personas. Para la mayoría de las personas, su país, su religión, el ser hombre o mujer les confiere una serie de privilegios que les hace creerse por encima de los demás, al creer que tienen la verdad absoluta en sus manos. ESTO ES UNA FALACIA. Y sólo cabe una cosa que hacer al respecto. Cree en ti, revoluciona tu alrededor, transmite y cambia el mundo.

Aquí Estoy yo

Perdóname por intentar cambiar el mundo, y dejar sobre tus hombros de adolescente la responsabilidad de seguir esta tarea. Debemos despegarnos de un pasado que nos ha traído a este momento, para empezar algo nuevo y diferente donde las fronteras dejen de existir y las ideas caducas desaparezcan con quienes las mantienen a toda costa. Aún a costa de nuestras vidas.

Como dice la letra de la canción de Amaral:

Es nuestro tiempo tan extraño y violento
Parece que es el fin y solo es el comienzo.


Perdóname:

Por: El alma en cada disparo.

Ahora, que estamos todos en casa, ahora que podemos realizar una labor importante de introspección , ahora que comprendemos que si paramos los humanos, el mundo sigue a su ritmo. (poco le importa que te muevas con el o desaparezcas), te escribo esta carta de persona a persona.

Ante todo, mi condolencia con todas y cada una de las victimas que ha sesgado a traición el «bicho», o que por su culpa, no han podido velar en tan dramáticas circunstancias.

Tú, que piensas que si muere alguien de hambre en cualquier parte del mundo, tu vida no va a cambiar, que intentas mantener que este mundo no cambie y mantener, lo que tú crees que es tu derecho. El hecho es que esta pandemia demuestra que si alguien sopla en cualquier punto del globo, caerán resfriados diez personas en otro punto del planeta. Todos somos humanos, es hora de cambiar esto.

Perdóname por enseñarte que nadie es más que nadie, por mucho dinero, por mucho poder, por muy inteligente o superior que se crea. Al enseñarte esto te estoy enseñando que todo lo que nos hacen creer es una burda mentira para que, unos pocos, sigan jugando con un mundo que se creen que es suyo. ES NUESTRO.

Perdóname por enseñarte a compartir con otros lo que tienes y ayudar en lo que puedas a todas las personas que te rodean. Te lo he puesto muy difícil. Ayudar no siempre es posible, sobre todo, a quien no quiere ser ayudado. Se que es muy difícil dejar que cada uno siga su camino, aunque sepamos que se está equivocando.

Perdóname por enseñarte tolerancia, no se puede ser tolerante con aquellos que tienen ideas de intolerancia, que no saben aceptar otras ideas y otros puntos de vista. Hay que luchar contra ellos, con todos los medios. No nos damos cuenta que esto lo tenemos que cambiar entre todos, que estamos en el límite en este momento. Esta guerra ya ha comenzado, y te toca ayudar a cambiarlo ya que la intolerancia es el medio que utilizan los poderosos para infundir miedo, y con el miedo nos doblegan.

Perdóname por dejar en tus hombros la responsabilidad de cambiar una raza de humanos divididos en diferentes países, credos, y religiones que lejos de unir a las personas, las separa y las clasifica. SOLO HAY UN GENERO, SOLO HAY UNA RAZA, solo humano con sus virtudes y sus defectos. Con esto quiero decir que, para la mayoría de nosotros es demasiado tarde para cambiar y crear. nos hemos acostumbrado a lidiar el día a día para sobrevivir. No estamos acostumbrados a crear. Las viejas ideas del capitalismo y del comunismo son ideas que, más pronto que tarde, tienden a fagocitarse en si mismas; las religiones tienen un componente adormecedor, al depositar nuestra responsabilidad en algo etéreo que, si bien adormece nuestra conciencia, no nos mejora como personas. Para la mayoría de las personas, su país, su religión, el ser hombre o mujer les confiere una serie de privilegios que les hace creerse por encima de los demás, al creer que tienen la verdad absoluta en sus manos. ESTO ES UNA FALACIA. Y sólo cabe una cosa que hacer al respecto. Cree en ti, revoluciona tu alrededor, transmite y cambia el mundo.

Perdóname por intentar cambiar el mundo, y dejar sobre tus hombros de adolescente la responsabilidad de seguir esta tarea. Debemos despegarnos de un pasado que nos ha traído a este momento, para empezar algo nuevo y diferente donde las fronteras dejen de existir y las ideas caducas desaparezcan con quienes las mantienen a toda costa. Aún a costa de nuestras vidas.

Como dice la letra de la canción de Amaral:

Es nuestro tiempo tan extraño y violento
Parece que es el fin y solo es el comienzo.


Incertidumbre

Por: El alma en cada disparo.

Incertidumbre.

No lo se.

Hoy, a pesar de cumplir con el estado de alarma a rajatabla, no se si estoy contagiado por el COVID19.

El martes pasado, sobre las 21 horas, la abuela de mi mujer llama y nos dice que una amiga suya, y conocida nuestra, se encuentra muy mal. Mi mujer se viste, no reflexiona y acude en su ayuda. Yo haría lo mismo.

Los servicios de emergencia,saturados, tardaron en enviar cuatro horas un médico, tras dos horas de espera al teléfono. Éste diagnóstica neumonía a la persona enferma y que no parece ser COVID19 porque parece estar desarrollada solo en un lado. Todo parece estar controlado. Quedan otras cuatro horas de espera hasta que llegue la ambulancia que la trasladará a un centro. Doscientos cuarenta minutos después aparece el transporte y se lleva a nuestra amiga.

Mi mujer llega a casa impresionada, se ducha, la ropa a la lavadora a 60°, cena y a la cama. Son la seis de la mañana. A las siete de la tarde nos confirman que es coronavirus. Lágrimas por el miedo a haber contagiado a su familia.

No te preocupes, siempre juntos, siempre nuestro. Todo va a salir bien.

TE AMO CON LOCURA

¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: