Abuso

Por: El ALMA EN CADA DISPARO.

Hoy hablo de teleoperadores, y coordinadores. Estos últimos no se acuerdan de cuando eran lo primero, de que no fueron vendedores estrella, de que rapiña an minutos de descanso a la empresa. Ahora se pasan la vida exigiendo lo que ellos no fueron capaces de hacer cuando les tocaba hacerlo. No eres quien para dirigirte a mi en los términos que lo haces. Se acabó.

Fuego dentro